La comunicación debe ser concebida como un instrumento al servicio de la empresa, de la misma forma que cualquier otro departamento

La comunicación debe ser concebida como un instrumento al servicio de la empresa, de la misma forma que cualquier otro departamento

La empresa se sustenta en un determinado modelo organizativo que tiene por vocación dar respuesta y cumplir unos objetivos concretos (ventas, producción, etc.) y como consecuencia lógica debe definir un modelo de comunicación para servir los objetivos que se señalen.

Es necesaria la existencia de un modelo de comunicación global, que debe tener en cuenta la diversidad de receptores, su problemática, su entorno y formación cultural, etc.

El modelo está conformado, por múltiples estrategias particulares que deben adaptarse a cada decisión empresarial y también a los tipos de receptores previamente definidos.

No hay que perder de vista la noción de globalidad que debe presidir cualquier actuación.

La planificación

En la empresa, la Planificación es, de las cuatro funciones que pueden considerarse fundamentales: Planificación, Organización, Ejecución y Control, la de mayor importancia por su repercusión en las otras tres.

Si una actividad está mal planificada, su ejecución será equívoca y el resto de las funciones, ineficaces.

La Planificación de la Comunicación debe ser un proceso sistemático que no puede dejarse al azar, ni abordarse a impulsos.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies